Parque Simón Bolívar Santa Marta
Opinión ➤ El medio digital de los samarios

Detrás de las ciudades del cementos

La opinión

Por Manuel Guillermo Torres Lopera |

Las ciudades ya no son como en veinte años atrás, donde había poca modernización de infraestructura. La impresión  que el desarrollo urbanístico se veía tan lejos, Sin embargo algún día se tenía que avanzar.
En el 2012 en Colombia nació el proyecto Ciudades Sostenibles y Competitivas (CSC), que en un principio les apostó a Barranquilla, Bucaramanga, Manizales y Pereira, que dejaron de proyectarse en el corto plazo  a través de planes para un cuatrienio y pasaron a tener una visión a 50 años
Calle de Santa Marta
Calle San Francisco (13) entre el Callejón del Cuartel (carrera cuarta) y la avenida Campo Serrano (carrera quinta). Foto @SantaMartaDTCH
La Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter), entidad que ha liderado el proceso de planificación de ciudades, este Ente maneja un concepto que “No es una validación de un proyecto político, es una visión de ciudad construida por todos los sectores que la componen”. 
De hecho en dicha planeación se vinculan todos los sectores, desde la academia, los gremios, las autoridades civiles, las ONG hasta los estudiantes, y los resultados de esos encuentros son validados luego por expertos.

Ciudades Sostenibles y Competitivas

El programa CSC  según el Banco de desarrollo  es “una nueva manera de abordar los retos más urgentes de una ciudad, mediante un enfoque integral e interdisciplinario, que permite identificar hacia la sostenibilidad en el largo plazo”. 
Esta misma metodología ha sido utilizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) organismo multilateral que acompaña ese proceso en Colombia, también en ciudades de América Latina como Goiânia (Brasil), Trujillo (Perú), Santa Ana (El Salvador), Puerto España (Trinidad y Tobago ) y Montevideo (Uruguay).
banner publicitario
Publicidad
Un lustro después de su aplicación en el país, los resultados del programa saltan a la vista un ejemplo es Barranquilla, que luego del diálogo entre todos los actores se proyectó como centro económico, de industria y comercio.
En estos proyectos se han invertido millones de dólares, a las ciudades que se acogen al modelo, con la necesidad que ese desarrollo sea ordenado y se resuelvan  temas críticos, desde el punto de vista ambiental, urbanístico, sostenibilidad fiscal y de gobernabilidad, con lo que finalmente se garantiza a sus habitantes mejores condiciones de vida como la reducción de la pobreza.
Calles y callejones de Santa Marta
Centro Histórico de Santa Marta. Foto Rubén Darío Martínez
Yo discrepo con este programa, las ciudades capitales es cierto que han mejorado en ampliación de vías, construcciones de parques, pero este proyecto ha quedado incompleto en generar un impacto social, en reducir los cordones de miseria en estas “ciudades de cemento” no se está persiguiendo su verdadera finalidad, el desempleo, la violencia juvenil, la drogadicción, la mala prestación de los servicios públicos domiciliarios, la corrupción en la ejecución de obras públicas, estos factores negativos, no dejan que una ciudad avance en la búsqueda de lograr sus objetivos.  
Calles y callejones de Santa Marta
La mendicidad en todo el corazón de la ciudad.Foto Rubén Darío Martínez
La realidad de esto, es que se tiene que tomar estos proyectos como una visión de ciudad donde exista una participación de todos los actores, una adecuada planificación conlleva al éxito y los márgenes de errores serían menos.
Me preocupa como en las ciudades se están aprovechando de estos proyectos de desarrollo para satisfacer sus propios intereses, y utilizarlo para actos de politiquería, estas obras públicas culminan con sobrecostos, también nos encontramos con los famosos “elefantes blancos”.
anuncio pulucitario
Anuncio
Sería fenomenal que el desarrollo urbanístico vaya de la mano con el desarrollo humano integral, pero lo que refleja el panorama de ciudad es otra intención, se están interesando más en invertir en el cemento que en gestionar acciones afirmativas que favorezcan a poblaciones sujetas de protección constitucional como: la niñez, las personas en condición de discapacidad, los adultos mayores, las madres cabeza de hogar.
La ciudadanía está a la espera que se le resuelvan sus necesidades básicas insatisfechas, es por eso que el programa de CSC no solamente debe destacarse en mejorar el paisaje urbanístico sino también que los ciudadanos alcancen una mejor calidad de vida.
la opinión
Manuel Guillermo Torres Lopera es abogado y columnista de opinión en la ciudad de Santa Marta. Puede seguirlo en sus redes sociales @matorres38 https://www.facebook.com/matorres38
Separador
publicidad
Publicidad

Hola... ! Contáctenos: Correo Electrónico: contacto@lahojasintinta.com Skype | lahojasintinta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *